Blogia
kontratiempo

Elogio de la Nostalgia

Elogio de la Nostalgia

Tantos mese rehuyendo a la nostalgia... pero no se puede escapar de uno mismo, ya nací añorante. Echaba de menos al nacer el calor del vientre, el sueño plácido e infinito, pero me gustaba tanto el calor del sol que apenas me acordaba.

Comenzé a andar y añoraba ir siempre en brazos, ¡pero correr libre era tan divertido!

Al hacerme mayor echaba terriblemente de menos los días de infancia, pero ¿quién quería perderse todas las cosas nuevas que iban sucediendo, quién quería salir de la vorágine sentimental de esos años?

Ahora ya sé que se puede ser feliz ahora, que se puede disfrutar de cada momento, pero que la añoranza es tan inherente a mí que no puedo sentir la felicidad de un momento sin acordarme de otro, que no puedo sentir un dolor nuevo sin que me traiga el sabor de otra herida aún abierta.

   Por eso sonrío a la vez a mi presente y a todo mi pasado, por eso lloro ahora una pena nueva y todas las antiguas.

   Vivo arrastrando vidas. Y pesan mucho, pero no hay mejor cobijo al anochecer que envolverme en ellas.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres