Blogia
kontratiempo

CLUB SILENCIO

Saber que escribes para nadie, que no hay testigos a pesar de los potenciales millones de personas que podrían hacerlo, es una sensación extraña. Con qué exhibicionismo se escribe sobre lo que uno es cuando no hay nadie del otro lado.

Mensajes en botellas que se hunden por el camino, porque los únicos que podrían descifrarlos no los reciben (lanzo las botellas tan, tan lejos...).

Mi yo se diluye poquito a poco en la mancha humana, cualquiera puede hacerse con mis palabras, cualquiera puede ser yo cuando no hay yo.

Es como cuando intentas aguantarte el llanto y de pronto alguien te abraza... Aquí no hay abrazo, y así duele menos desangrarse.

 

http://www.youtube.com/watch?v=AIpkMg9sh6Q

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres